Buscar este blog

miércoles, 18 de febrero de 2009

Nuevas noticias sobre los elevados recibos de la luz.

Se están produciendo importantes novedades en el tema de la más que probable facturación abusiva por parte de las eléctricas. Por un lado, la noticia que aparece hoy en el "Periódico de Catalunya" relativa a las aclaraciones que pide ENDESA al MINISTERIO DE INDUSTRIA en relación con la metodología de la facturación eléctrica tras el RD 1578/2008. No les falta razón debido a que, básicamente el Ministerio no se ha preocupado en regularlo. Esto no quita, sin embargo, que las electricas hayan podido actuar con abuso "inflando" la facturación de enero para aprovechar la subida de las tarifas eléctricas.

Por otra parte, Andalucía ha sido la primera Comunidad en obligar a refacturar a las compañías eléctricas. Es una noticia que da esperanzas.


La polémica sobre las supuestas irregularidades en el nuevo sistema mensual de facturas de la luz comienza a impacientar a las eléctricas. Endesa, la compañía con más clientes en el país, criticó ayer que el Ministerio de Industria "no haya especificado" el procedimiento para realizar las estimaciones (el contador solo se revisa cada dos meses, con lo que una de las facturas refleja un consumo aproximado y la otra, el real, al que se suma o resta la diferencia).
"El Ministerio debería poner orden y aclarar cómo se deben hacer las estimaciones: que regule y se acatará", defienden fuentes de la eléctrica. El problema, explican, es que la norma que obliga a las empresas a facturar mes a mes, en lugar de bimestralmente, no fija ningún mecanismo para realizar la estimación. En consecuencia, cada empresa está aplicando la nueva facturación "como hasta ahora", es decir, según su propio criterio y experiencia.
En el caso de Endesa, la factura estimada se realiza en función del consumo medio de todo el ejercicio precedente y de la demanda del mismo mes del año anterior. "Nosotros siempre hemos intentado que el cliente no pague por adelantado un consumo que luego no va a realizar, y, de hecho, aplicamos un coeficiente de reducción sobre la estimación que hemos realizado para sea más fácil que se quede corta a que se pase", se defienden en la distribuidora.
Con todo, algunas asociaciones de consumidores, como Facua, siguen denunciando que las eléctricas "hincharon" las facturas en enero para aprovecharse de la subida de los precios regulados (entre el 3,34% y el 4,1% para el grueso de los clientes, es decir, para todos los que cuentan con una potencia contratada superior a 2,5 kilovatios (kw) y que no excedan los 10 kw).

RETRASOS
Los consumidores también denuncian que las eléctricas están obligando a los consumidores a soportar grandes colas o largas llamadas de teléfono para reclamar las cantidades cobradas de más. Además, aseguran que a algunos clientes se le está devolviendo menos dinero del que les corresponde.
Endesa reconoce que, desde que el nuevo sistema entró en vigor en noviembre, se han producido "pequeñas desviaciones", pero de apenas unos dos euros y en muy pocos casos. Fuentes de la compañía insisten en que las devoluciones se están produciendo sin problemas.
Así las cosas, el Ministerio de Industria ha encargado a la Comisión Nacional de Energía (CNE) que abra un expediente informativo para determinar si se ha producido alguna práctica abusiva. La capacidad sancionadora, con todo, es de las comunidades autónomas, y algunas de ellas también han iniciado sus propias investigaciones.
Pese a estos problemas iniciales, el departamento que dirige Miguel Sebastián sigue apostando por el nuevo sistema mensual de facturación de la electricidad. "Se trata de que las variaciones de los precios lleguen antes a los ciudadanos, como sucede con la gasolina. Así, si los precios suben, las familias no tienen que esperar dos meses para darse cuenta de que les conviene ahorrar para no pagar más", defienden fuentes de Industria.

Respecto a los pasos que deberían de seguir por los posibles afectados, yo recomendaría lo siguiente:

Ponerse en contacto con la Eléctrica pidiendo explicaciones sobre la facturación,en el caso que sea muy elevada.

Ponerse en contacto al mismo teimpo también con organizaciones como FACUA que pueden defender a los consumidores y usuarios de forma colectiva.